Si vas a lanzar tu negocio online, sea del tipo que sea para la audiencia que sea, vas a tener que utilizar canales de comunicación para hacer saber al mundo que estás ahí. Y, luego, que sigues ahí.

En este post voy a detallar los canales de comunicación que puedes utilizar para tus estrategias de Marketing Online. Ahora bien, no todos los tienes que utilizar. En función de la Estrategia de Marketing Online que hayas diseñado, te van a servir mejor unos canales que otros.

Displays

Un display es un elemento visual (una imagen o un vídeo) incrustado en un espacio publicitario de una página web. Los displays son el tipo de publicidad online más tradicional y uno de los canales de marketing digital más utilizados. Son generalmente efectivos por su inmediatez, su impacto visual y porque pueden ser segmentados.

Buscadores

Un buscador o motor de búsqueda (Google, Yahoo o Bing, por nombrar los más populares) indexa cada una de las páginas web que se abren y se actualizan a cada momento en Internet. Y sus algoritmos de filtrado y ordenación determinan la posición en la que aparecemos en una búsqueda relacionada con el contenido, producto y/o servicios que ofrece nuestra marca. Con el SEO (Search Engine Optimization) trabajamos técnicas que nos ayudan a mejorar nuestro Posicionamiento Orgánico dadas unas palabras clave de búsqueda (sin pagar por ello al buscador). Con el SEM (Search Engine Marketing) pagamos al buscador para que nos mejore la posición de una o más páginas de nuestra web durante un período limitado para una audiencia definida con unas palabras clave determinadas.

Afiliación

Cuando necesitamos el apoyo de otras páginas web, otras marcas u otras plataformas online para darnos a conocer o ampliar nuestra audiencia, estamos buscando un acuerdo de Afiliación. Solicitamos al propietario/a de ese sitio web que nos anuncie (de forma puntual o permanente). Acordamos el tipo de anuncio (link a nuestra web, display, formulario, etc) así como el acuerdo de ganancia económica para cada una.

E-Mail Marketing

Aunque el E-Mail es un formato de comunicación que, por culpa de prácticas intrusivas y abusivas, ha disminuido su popularidad, sigue siendo un canal efectivo para mantener el contacto con tus clientes. Con tus clientes ¡con los que ya conocen tu marca! Yo no lo recomiendo como medio para captar nuevos usuarios. Está claro que por muy potencial que sea la audiencia a la que diriges un email y, por muy bien segmentada que esté, si no te conoce hay escasas posibilidades de que abra tu email y nulas de que haga alguna acción (leer, clic, compartir…). Si te decides por emprender una campaña informativa o comercial o de mantenimiento de tus clientes o de fidelización cuida la estructura y el contenido de tu mensaje. Para que alguien abra tu email tiene que conocer tu marca y esperar de ella un contenido altamente práctico y útil.

Marketing de Contenidos

¡A mí me encanta el Marketing de Contenidos! Requiere mucho trabajo y mucha constancia, sí, ¡y una gran libertad para nuestra Creatividad! Y esto es algo que alimenta mi motivación. Antes de crear cualquier tipo de contenido, primero tienes que averiguar qué tipo de información o conocimiento va a ayudar a tu audiencia potencial y/o a tus clientes. ¿Qué están intentando resolver? ¿Cómo les puedes tú y tu marca ayudar? Aquí no se trata de vender, de obtener un ROI de un día para otro. Aquí se pone en juego la verdadera calidad de tu marca, todo aquello que puede aportar más allá de nuestro objetivo funcional de vender y obtener beneficios. Aquí es donde cautivas a la audiencia potencial para ganarte su interés y su confianza. El Marketing de Contenidos sienta la base sólida y fuerte para generar clientes y fidelizarlos. Y, como en cualquier tipo de relación humana de calidad, esto lleva tiempo. La pregunta que me suelen hacer mis clientes es ¿Y cuánto tiempo tardo en generar beneficios desde que empiezo a trabajar el Marketing de Contenidos? Cada marca contiene su propio ADN y, en función del tipo de producto o servicio que venda, del tipo de audiencia al qué se dirija, de las características y situación del mercado, de las características de la propia marca (experiencia, solidez, recursos, etc) va a llevar más o menos tiempo. Aquí lo importante es generar un tipo de relación de alta calidad que convierta clientes en clientes fieles, lo cuál, a largo plazo, hará disminuir nuestros costes de adquisición. El Marketing de Contenidos es, por tanto, una inversión.

Redes Sociales

Uno de los canales más potentes para dar a conocer tu marca, para trabajar el Branding y dirigir a tu audiencia a tu web. La experiencia me ha enseñado a utilizar las Redes Sociales de la manera más efectiva. No hay que estar en todas ni utilizar todas las funcionalidades que nos ofrece cada una de ella. Lo que hay que hacer es aprender a escoger la red o redes sociales con criterio en base a la siguiente información:

  • En qué redes sociales se encuentra nuestra audiencia potencial (no tiene nada que ver las características, objetivos e intereses de los usuarios en Linkedin que en Pinterest). Las personas tenemos diferentes perfiles en diferentes redes sociales. Lo que vamos a hacer es encajar nuestro producto/servicio con el perfil con más probabilidades de visualizar nuestros anuncios, de interesarse por nuestra marca y de convertirse en nuestros clientes. ¿En qué red o redes sociales lograremos esto?
  • Las redes sociales se han de utilizar como satélites de nuestro negocio que nos ayudarán a potenciar nuestro Branding y a dirigir a la audiencia a nuestra casa, nuestro lugar principal: nuestra web. En nuestra web está todo lo realmente importante: quienes somos, cuales son nuestros productos y condiciones, cómo somos, cómo vendemos, cuál es nuestra filosofía y nuestros valores de marca, etc. Te invito a que leas este otro post sobre cómo elegir la mejor red social para tu marca.
  • El contenido a publicar en cada red social ha de estar planificado, por lo menos semanalmente y monitorizado sistemáticamente. Esta planificación y monitorización te va a ayudar a identificar qué tipo de publicaciones funcionan más que otras, qué días de la semana y en qué franjas horarias obtienes más interacciones. Esta información es mucho más valiosa y poderosa que limitarte a publicar sin criterio y sin sentido «a ver qué pasa». En la monitorización tienen un papel fundamental las métricas. Éstas van a ayudarte a publicar mucho mejor la próxima vez, y la siguiente y sucesivamente. Porque te van a dar las claves de qué estás haciendo bien y qué debes mejorar, de cómo es tu audiencia y de qué necesidades tiene. A medio y largo plazo ahorrarás frustraciones innecesarias y optimizarás al máximo hasta el presupuesto más ajustado.

About Sandra Arcos

Mentora de Emprendedoras Consultora de Estrategia Empresarial y Digital Formadora en TIC
A %d blogueros les gusta esto: